5 maneras de aprovechar al máximo la cita con el médico

Pensabas que estabas preparado. Tenía varias preguntas preparadas para hacer a su proveedor de atención médica durante su visita en persona o virtual, pero cuando llegó el momento, no se le ocurrió ni una sola. (O tal vez olvidó por completo lo que había hablado con su proveedor).

Si le ocurre esto después de sus citas, no está solo. Pero no te preocupes demasiado por ello. Hay varias cosas que puede hacer para que su visita sea más efectiva y le ayude a sacar el máximo provecho de su tiempo individual con su proveedor (incluso cuando se conectan a través de una pantalla).

Formas de aprovechar al máximo la cita con el médico

El especialista en medicina familiar de Cuerpo Sano comparte consejos sobre cómo puede prepararse y sentirse más cómodo durante sus citas. Además, tu proveedor apreciará que hayas hecho los deberes y que hayas acudido para tener una conversación sincera sobre tu salud:

  1. Sea puntual en su cita. Llegue con 15 ó 20 minutos de antelación a su cita (o sepa cómo conectarse y registrarse con antelación si es virtual). De este modo, tendrá tiempo suficiente para registrarse y controlar sus constantes vitales (como la altura, el peso y la presión arterial). Llegar con antelación también le ayudará a pasar el mayor tiempo posible con su proveedor, ya que le permitirá mantener el horario. Llegar a tiempo también puede ayudarle a sentirse menos apurado o estresado por la cita.
  2. Anote sus preguntas en casa. Antes de la cita, anote todas las preguntas o preocupaciones que quiera plantear. Es fácil olvidarse si tratas de confiar sólo en tu memoria y, a veces, los nervios pueden dificultar el recuerdo. Escribirlas también le ayuda a priorizar sus preguntas para saber qué preguntar primero. Lleva también una lista de todos tus medicamentos actuales, incluidas las hierbas, las vitaminas y otros suplementos dietéticos, que también cuentan como medicamentos.
  3. Comparta su historial médico familiar. Asegúrese de que su historial médico familiar está actualizado. Comparta con su proveedor cualquier cambio o nueva condición de los miembros de su familia. (Sugerencia: anote cualquier cambio en la salud familiar junto con su lista de preguntas). Sus antecedentes familiares son una herramienta muy importante para predecir el factor de riesgo de muchas enfermedades y afecciones.
  4. Intente relajarse. Es natural estar nervioso o ansioso cuando se visita a un profesional sanitario, pero recuerde que está aquí para intentar ayudarle. Intente relajarse todo lo posible (algunos pacientes incluso sufren de hipertensión de bata blanca, lo que significa que su presión arterial se eleva más de lo normal cuando están en la consulta del profesional). Cuando llegue o se registre, respire hondo y recuerde que su médico forma parte de su equipo de recuperación y mantenimiento. Además, recuerde que llegar temprano a su cita suele permitirle sentarse tranquilamente durante unos momentos para centrarse.
  5. Sé sincero con tu médico. Seamos sinceros: muchos problemas médicos son incómodos de tratar, especialmente en persona. Pero no debe sentirse avergonzado de hablar de cualquier cosa con su médico. (En realidad, omitir detalles o mentir a tu proveedor puede ser perjudicial para tu salud porque afecta a tu atención médica, así que cuéntale todo. La sinceridad es, sin duda, la mejor política, sobre todo para tu salud.

Para conocer más: Una enfermera en la cocina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.