7 Consejos para comprar ropa online sin probarte

Después de tres meses de aislamiento, seguro que necesitas ropa. Tus hijos necesitarán ropa y, si tienes pareja, ellos también. Sin embargo, hay un problema: no es tan fácil salir a comprar y probarse cosas en la tienda. La mayoría nos vemos relegados a comprar por Internet. Sin el lujo de poder probarnos las cosas en la tienda, ¿cómo podemos tener éxito comprando en casa?

Aquí tienes 7 consejos de Radio Trinchera que te ayudarán a que tu experiencia de compra online no acabe en arrepentimiento, sobre todo ahora que muchos comercios online también tienen una política de “no devolución”.

1. Mídete con cuidado

Cuando compras en una tienda, puedes salirte con la tuya adivinando la talla que usarás en una prenda basándote en la talla que usas en otras prendas. Sin embargo, cuando compras por Internet, querrás ser capaz de seleccionar una talla basándote en tus medidas para asegurarte el mejor ajuste posible. Para la mayoría de los tipos de ropa, necesitará conocer las siguientes medidas:

La medida de su pecho – va a medir en la parte más llena de su busto. Lo mejor es que te lo tomes con el sujetador que vayas a llevar con la prenda.

La medida de la cintura: vas a encontrar la parte más estrecha de tu cintura. No siempre es donde crees que está, es decir, no es necesariamente donde llevas los pantalones.

La medida de tus caderas – vas a pasar por la parte más llena de tus caderas y glúteos.

Consejo profesional: mide la cintura y las caderas mientras estás sentada para asegurarte de que tu prenda, especialmente si es de un tejido poco o nada elástico, te resultará cómoda cuando estés sentada.

La costura: en el caso de la ropa de mujer, suele haber tres tallas en cuanto a la costura: petite, estándar y alta. Para saber cómo te quedarán los pantalones, mide desde la parte más alta de la cara interna del muslo hasta el punto en el que quieres que quede el puño. Esto puede ser diferente si llevas tacones, así que tenlo en cuenta.

2. Compara las medidas con las tablas de tallas y los comentarios

Comprueba las tablas de tallas. Vuelve a comprobarlas. Si estás en un sitio que tiene varias marcas, tendrás que comprobar la tabla de tallas en el sitio del diseñador, y no en el de la tienda. Muchos sitios web también tienen dos herramientas útiles: te dirán la altura de una modelo y la talla que lleva, y también ofrecerán reseñas. Las reseñas son una forma práctica de saber si algo es “fiel a la talla” o si es más grande o más pequeño. También es realmente genial desplazarse por las fotos de personas que llevan la prenda en cuestión.

3. Familiarízate con los tejidos

Es difícil saber cómo te sentará una prenda si la buscas en Internet. Si quieres unos pantalones ajustados que no te resulten incómodos, es probable que quieras algo con cierta elasticidad. Si no estás segura del tipo de tejido, busca en tu armario. ¿Hay algo que no te pones porque te resulta extraño? Anota el tipo de tejido de la etiqueta, dona la prenda y no pidas nada más de ese tejido.

4. Pide según tus medidas más grandes

A la ropa no le importa si tu cintura es una talla media pero tus caderas son una talla extragrande. Esto, por supuesto, tiene una advertencia: si algo es ajustado y acampanado, pídelo en función de dónde se supone que “encaja” y no de dónde se supone que acampanado. Esto se puede saber mirando el ajuste de los modelos. Si algo es ajustado, esa talla media no funcionará por mucho que lo desees. Si lo compras, y te queda bien por las caderas, siempre puedes hacer que te adapten la cintura si es necesario.

5. Conoce las políticas de devolución de tu tienda

Seguro que querrás saber esto de todos modos, pero si has comprado antes en algún sitio, aunque haya sido en persona, asegúrate de revisar las políticas de devolución actuales. Muchos comercios han modificado sus políticas de devolución a raíz de COVID-19. Marca en tu calendario los plazos de devolución pertinentes por si necesitas devolver algo o tienes remordimientos de comprador y se aceptan devoluciones.

6. Conoce a tu tienda

Muchas boutiques han recurrido a los grupos de Facebook para vender sus prendas. En estos grupos encontrarás un excelente servicio de atención al cliente, ya que los propietarios conocen bien las prendas y pueden ayudarte con las preguntas sobre el tallaje. Eso sí, asegúrate de ser considerado: Si el propietario de un grupo ha dedicado tiempo a ayudarte a encontrar la prenda perfecta, cómprala a él y no a su competidor, aunque te ahorres unos cuantos dólares al hacerlo.

7. Recurra a un comprador personal

Hay algunas suscripciones a cajas de “personal shopper” con las que la gente ha tenido éxito. StitchFix, Dia & Co, y Trunk Club hacen un gran trabajo de adaptar las cajas de ropa a los clientes. Si te sientes abrumado por la tarea de confeccionar conjuntos de ropa, ésta puede ser la manera de hacerlo: los estilistas también saben qué talla de qué marca puede funcionar mejor.

Para conocer mas: BlogMaster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.