10 consejos para planificar las comidas con un presupuesto ajustado

¿Estás intentando ahorrar dinero en comida? Si es así, empieza por planificar tus comidas para los próximos días o la semana que viene. Lleva un poco de tiempo, pero te ayudará a ahorrar dinero más adelante. Sigue estos consejos de Mucha Clase :

10 consejos para empezar

  1. Haz un menú. Decide qué recetas harás para la comida y la cena y haz una lista de los artículos que necesitarás en el supermercado. Cuando tengas un plan, será menos probable que gastes dinero en comida rápida o en comidas preparadas.
  2. Echa un vistazo a estos consejos para planificar fácilmente el menú.
  3. Planifique sus comidas en función de los alimentos que estén en oferta. Consulta los folletos de las tiendas, los encartes de los periódicos y las páginas web de cupones. Se sorprenderá de las buenas compras disponibles. Sólo asegúrese de comprar y planificar los alimentos que realmente va a utilizar para que no se desperdicien.
  4. Planifica al menos una comida sin carne a la semana. Las legumbres (alubias, lentejas, guisantes secos), los huevos, el tofu, la mantequilla de cacahuete y el pescado en conserva ofrecen proteínas de gran sabor a buen precio. Aquí tienes algunas sabrosas recetas de comidas sin carne: Ensalada de cuscús con judías negras, Bhurji de huevo y Salteado de tofu con chile dulce.
  5. Revisa tu despensa, nevera y congelador. Mira las fechas de caducidad de los alimentos e ingredientes que ya tienes a mano. ¿Cuáles necesitas utilizar? Busca recetas que utilicen esos alimentos e ingredientes.
  6. Disfruta de los cereales más a menudo. Los cereales como el arroz, la pasta, la cebada y el cuscús son baratos y pueden utilizarse en muchas recetas diferentes. Pruébalos en sopas, guisos y ensaladas como la ensalada de pollo y bulgur.
  7. Evite las recetas que necesitan un ingrediente especial. Algunas recetas requieren un ingrediente especial que quizá no tengas. ¿Cuánto cuesta ese ingrediente? ¿Viene en un paquete pequeño o grande? ¿Puedes utilizarlo en otras recetas antes de que se estropee? Puede que no merezca la pena comprar un ingrediente si sólo lo vas a utilizar una vez. Deja el ingrediente fuera o prueba la receta con un ingrediente que ya tengas en casa. Es divertido experimentar mientras cocinas y puedes sorprenderte con el plato terminado.
  8. Busca recetas de temporada. Las verduras y la fruta son más baratas cuando son de temporada.
  9. Planifica el uso de las sobras. Piensa en cómo puedes utilizar las sobras. Si cocinas pollo asado con arroz y verduras para la cena del domingo, prepara sándwiches de pollo para el almuerzo del lunes. El martes, utiliza los huesos para hacer una sopa de pollo y añade las verduras y el arroz que te hayan sobrado.
  10. Haz extras. No dejes que un gran manojo de zanahorias o apio se desperdicie. Aprovéchalo todo haciendo una olla extra de sopa. Si la carne picada está en oferta, haz dos tandas de lasaña en lugar de una. Sirve una tanda para la cena y congela la otra en porciones del tamaño de una comida para otra ocasión.

Conoce lo que le gusta a tu familia. Anima a tu familia a que comparta sus platos favoritos y a que te ayude a planificar el menú. Así podrás buscar los ingredientes y alimentos favoritos cuando estén de oferta.

Más info: Mundo ZERO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.